El Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA), es la pauta global para el mejoramiento de las bibliotecas escolares, lo que permite transformarlas en un nuevo y mejorado tipo de bibliotecas.

El CRA, permite prestar servicios educativos y culturales más allá de la comunidad educativa en la que están insertos. Por lo tanto, cualquier persona externa al centro educacional, puede tener acceso a este servicio bibliotecario.

La transformación de la biblioteca en un centro de recursos para el aprendizaje, no solo implica cambios en el lugar de estudio y en los materiales disponibles, sino que genera un nuevo concepto donde hay información actualizada y múltiples servicios a disposición de la comunidad.

>

El CRA no solo ofrece fuentes de información sino también, apoya la planificación educativa, al motivar la participación de todos los profesores en el proceso de selección de materiales, eligiendo los recursos más adecuados a sus necesidades pedagógicas.

En cuanto a los alumnos, el CRA permite que participen en procesos de aprendizajes activos, donde los jóvenes opten a un mejor aprendizaje, ofreciendo información, apoyando la investigación, brindando lectura variada, estimulando su imaginación y promoviendo la autonomía.

La biblioteca CRA debiera parecerse mucho a una ventana en donde los recursos que entrega ya sea en libros, cine-videos, internet, música, poesía, diarios, revistas, etc. se abren para mostrar un mundo complejo, diverso y fascinante, el cual un estudiante puede conocer, entender y recrear, ya sea solo o en colaboración con otros.

La participación de todos los actores en relación con el CRA facilita, potencia y genera un aprendizaje mucho más profundo, esto entrelazado con el “Proyecto de Lectura” del colegio,  trabajan al unísono constituyendo una búsqueda inagotable de aprendizaje.